Aquí...

Aquí... con intensidad inquietante tambien, abundan otros tonos y no sombríos. Así que -a diferencia de la obra de Emily Brontë- que nadie busque el odio y el amor totales En Cumbres Borrascosas.

sábado, 26 de diciembre de 2009

-"Una y mil vueltas"- (IIª parte)


Cumpliendo con una de las réplicas que deje respondiéndo a los Comentarios sobre la Acuarela de la Entrada del 22 de diciembre, copio la Dedicatoria que la acompaña.

Las palabras que justifican las letras y números, comas y acentos que forman las ramas de ese "árbol" (en apariencia lejano, "difícil") mirando a un sol que lo inunda todo...
Pese a su aspecto exterior, sus raices (en lo más íntimo) se entrelazan por "caminos" nada secos; florecen bajo tierra
-donde hay que llegar- hermosas flores de colores.

No sé/sabemos donde la leímos, pero nos gustó. La adapté -muy poco- para Ella y dice así:

-" Tienes su dirección
sabes dónde vive:
Tienes su corazón,
sabrás dónde encontrarle "-

4 comentarios:

  1. Uf! la dedicatoria es preciosa.
    Opino que a veces cuantos más "datos" dispone uno...menos se atreve a dar pasos. Y es que...uno tiene que salir al encuentro del otro, y viceversa.

    Te dejo un beso Gon.

    ResponderEliminar
  2. Umm! VolVoreta... eso de los "datos" y lo otro de "atreverse a dar pasos" daría para una larga tertulia. Ahora! desde luego estoy contigo en que
    "uno tiene que salir al encuentro del otro y vicerversa"
    porque de no ser así... difícil!
    Un beso de los fáciles (de los que salen solos) para Ti

    ResponderEliminar
  3. Alberto... -jejeje- que aún pienses que era una broma...
    Y que vengas a decirmelo...
    No tienes perdón! pero reconozco que te estoy respondiéndo con una sonrisa tonta en la cara
    Feliz Año para Ti también -sigue así!-.

    ResponderEliminar

Será bien recibido.